San Martín de los Andes, y Bariloche, los lugares con el valor más alto para alquilar.

Gracias a un estudio realizado para ver la comparativa entre 80 ciudades de América Latina, se llegó a la conclusión de que estas tres ciudades para alquilar el metro cuadrado son cada vez más difíciles para los residentes de aquellas zonas.





San Martín de los Andes se convirtió en la ciudad con el preció más caro de vivienda en todo el país. Esto implica una total dificultad para los habitantes que desean firmar contratos como inquilinos e instalarse en una vivienda por tres años.


Según un informe de Mercado Libre y que posteriormente fue publicado por la agencia Télam, la ciudad Neuquina es la más cara para alquilar, seguido por Buenos Aires y luego por Bariloche, ciudad de Rio Negro.


El estudio realizado indica que cada metro cuadrado de una vivienda edificada en San Martín de los Andes tiene un valor de 2.550 dólares. Buenos Aires con un precio de 2.419 dólares y Bariloche con 2.253 dólares.


El valor elevado del metro cuadrado de esta ciudad neuquina, tiene un impacto directo en el monto de los alquileres. Por ejemplo, los habitantes de esta localidad, indican que pagan unos 50.000 pesos en un monoambiente y unos 120.000 pesos por mes en una casa con dos cuartos.


A pesar de todo esto, hay una gran cantidad de habitantes que no encuentran viviendas disponibles para alquilar, aunque estén dispuestos a pagar los costos muy altos. La quita de rentabilidad generó la nueva ley de alquileres, pero gracias al gran recibimiento por parte de la gente del programa PreViaje, son muchos los propietarios que deciden alquilar sus departamentos y casas temporalmente para los viajeros. Por esto, los residentes de la ciudad de San Martín de los Andes pasan meses buscando un lugar donde vivir y en caso de conseguir un alojamiento, los costos a abonar son muy altos.


A raíz de esta escasez de alquiler, hay un grupo en Facebook con el nombre de “Alquileres temporarios y permanentes SMANDES” donde cada día suma más miembros. En estos días, llegó a un número de casi 7 mil miembros. La función de este grupo es publicar anuncios para acceder a una vivienda en la zona. Pero a pesar de esto, las últimas publicaciones, muestran que las ofertas son de alquileres en cabañas o departamentos amoblados pero únicamente es para ofrecerlos por día.


"Lo peor es que acá se viene la nieve, y el frío es lo peor", dice Zahi, una habitante permanente de San Martín de los Andes que lleva una semana de búsqueda de alquiler, luego de que los propietarios de la vivienda que alquila no le renovaran el contrato para destinar esa casa a otros familiares. "Nosotros por suerte somos mi pareja, mi gatito y yo, pero hay familias que llevan más de un mes buscando, eso debe ser el doble de desesperación", explicó.


Para ella, la explicación es económica. "Hacen mucha más plata con el turismo", afirmó. Por eso, todos aquellos que alquilan desde hace años en San Martín sufren las consecuencias del "lado B" de este boom de viajeros que recibe la aldea de montaña. Aunque el fomento de los viajes genera un derrame e incrementa las posibilidades laborales para los locales, también los obliga a pagar precios altísimos para instalarse en una propiedad.


A raíz de todas estas situaciones mencionadas previamente, la Municipalidad de San Martín de los Andes está trabajando en dos líneas para poder solucionar esta problemática que afecta a los habitantes de la zona. Por un lado se avanzó en la cesión de tierras del Ejército en el sector cercano a Chacra 2, con el objetivo de contar con parcelas disponibles para el hábitat.

Además, el Municipio adquirió tierras en Cordones de Chapelco a partir de un canje con un lote de grandes dimensiones que había en el centro de la ciudad, y que permitirá tener más parcelas disponibles para el desarrollo de loteos futuros.


Aún así, Carlos Menéndez, arquitecto y actual director del Instituto Municipal de Vivienda y Hábitat de San Martín de los Andes, contó que estos objetivos son a mediano y largo plazo, es decir, que no va a poder solucionar de forma inmediata las necesidades de aquellos que están a punto de quedarse sin alquiler.


Otra de las soluciones en la que se está trabajando en conjunto con las autoridades provinciales y nacionales es para redefinir el perfil urbano de la localidad y densificar la ocupación del suelo sanmartinense sin perder sustentabilidad ni sacrificar espacios públicos para actividades colectivas. El funcionario explicó que apuntan a generar "una ciudad donde entremos todos" pero que no atente contra los cuidados ambientales y paisajísticos que marcan el diseño de esta ciudad cordillerana.





NOTICIAS