top of page

La importancia de la prueba del Asentamiento del Hormigón

La prueba de asentamiento del hormigón es un procedimiento utilizado para evaluar la calidad y conformidad del hormigón fresco con respecto a las especificaciones establecidas. Su objetivo es medir la cantidad de asentamiento (descenso) que ocurre en una mezcla de hormigón fresco después de haber sido colocado en un recipiente.





El hormigón es un material versátil y muy utilizado en la construcción por su durabilidad y resistencia. Se compone de la mezcla de agua, cemento, arena y piedra. Puede utilizarse para hacer estructuras como columnas, pisos, vigas y muros. La proporción de los componentes utilizados dependerá del uso que se le dará. Es decir, dependiendo de la función que cumplirá el hormigón, se deberá variar las proporciones de la mezcla.


Una vez realizada la mezcla, para saber si la proporción utilizada es la correcta, puede realizarse la prueba del Asentamiento del Hormigón.


Esta prueba se realiza para medir la cantidad de consolidación que ocurre en una mezcla de hormigón fresco, insertando una varilla con un peso conocido, en el hormigón fresco y midiendo la cantidad de asentamiento después de un período de tiempo específico. Su resultado se utiliza para determinar la calidad del hormigón y para asegurar que se cumplan los requisitos de diseño.


Realizar esta prueba te va a permitir evaluar la calidad de la mezcla y asegurar que se cumplan los requisitos de resistencia. Esto puede ayudar a identificar problemas con la mezcla, como una proporción inadecuada de agua y cemento, lo que puede afectar negativamente la resistencia y durabilidad del hormigón.


Por otro lado, la prueba de asentamiento también puede utilizarse para determinar el momento adecuado para comenzar a cargar una estructura de hormigón fresco, lo que ayuda a evitar problemas de fisuración y fallas debido a la sobrecarga prematura.


Proceso de la prueba:

  1. Preparar el equipo: Se necesita un cono de metal o plástico con un diámetro estandarizado, una regla o cinta métrica, un nivel y un cronómetro.

  2. Llenado : El cono debe llenarse con la mezcla de hormigón fresco, compactando ligeramente con una varilla o paleta.

  3. Nivelar el cono: Utilizar una regla o un nivel para asegurar que el cono esté nivelado antes de comenzar la medición.

  4. Medición inicial: Medir la altura del hormigón en el cono inmediatamente después de que se haya colocado en el mismo, este será el punto de referencia.

  5. Análisis de los resultados: Comparar los resultados obtenidos con la tabla de asentamiento y tomar acciones necesarias si es necesario.

Es importante mencionar que esta prueba debe ser realizada por personal capacitado y utilizando las herramientas y equipos estandarizados para obtener resultados confiables.


En este video, les mostraremos cómo debe realizarse la prueba del Asentamiento del Hormigón:




Otras ventajas de realizar la prueba de Asentamiento que podemos mencionar son:


  • Asegurar cumplimiento de especificaciones: Los resultados de la prueba de asentamiento se comparan con los estándares establecidos, lo que permite asegurar que el hormigón cumple con las especificaciones requeridas


  • Identificación de problemas temprano: Si se detecta un problema con el asentamiento del hormigón, se pueden tomar medidas para corregirlo antes de que afecte significativamente la calidad y durabilidad del hormigón.


  • Mejora continua: Realizando esta prueba periódicamente se puede establecer un registro y comparar los resultados obtenidos con las mezclas y procedimientos previos, lo que permite detectar cambios y tendencias en la calidad del hormigón, y tomar medidas para mejorar continuamente la misma.


  • Documentación: La prueba de asentamiento proporciona una documentación escrita sobre el comportamiento del hormigón, lo que puede ser útil en caso de controversias o para fines de cumplimiento legal.


¿Qué ocurre si el asentamiento no es el correcto?


Si el hormigón no cuenta con una buena calidad, compacidad y relación agua-cemento adecuada, puede presentar problemas en su resistencia y durabilidad


A continuación les detallamos algunos de los problemas comunes que pueden ocurrir en el hormigón debido a estas características inadecuadas:


  • Baja resistencia: Si el hormigón tiene una relación agua-cemento alta, esto puede causar una disminución en la resistencia del mismo, ya que se requiere más cemento para lograr la misma resistencia que con una relación agua-cemento adecuada.


  • Asentamiento excesivo: Si el hormigón no está bien compactado, puede presentar un asentamiento excesivo, lo que puede afectar su capacidad para soportar cargas y su estética.


  • Fisuración: El hormigón que no cuenta con una buena calidad y compacidad puede presentar fisuras, lo que afecta su capacidad para resistir cargas y puede aumentar su vulnerabilidad a la corrosión.


  • Durabilidad reducida: El hormigón con una relación agua-cemento alta, puede tener una durabilidad reducida debido a la presencia de poros y fisuras, lo que aumenta su vulnerabilidad a la corrosión y la acción de agentes externos.


  • Problemas estéticos: El hormigón con una compacidad y relación agua-cemento inadecuadas, puede presentar problemas estéticos, como una superficie irregular o un acabado de baja calidad.


Es importante señalar que estos problemas pueden tener un impacto significativo en la funcionalidad y la estética del hormigón, así como en su vida útil y seguridad, por lo que es esencial realizar pruebas de calidad para asegurar que el hormigón cumpla con las especificaciones establecidas.


Niveles de Asentamiento del Hormigón, según el tipo de uso:




Commentaires


NOTICIAS

bottom of page