Tercera ola en barrios privados: Boom de construcción de más de 8.000 viviendas


A esta altura del año se cierran varias operaciones por la compra de lotes en las urbanizaciones. El interés por los lotes se centra en compradores que los adquieren con intenciones de tenerlos como refugio de inversión, o para edificar.


Luego de las anteriores, la de los ´90 y la que se dio entre 2004 y 2007, la tercera oleada a las urbanizaciones privadas es una realidad.

Lo anticiparon algunos expertos en plena época de restricciones duras por la pandemia, cuando se estimó que la “mudanza” hacia el suburbano se iría a convertir en un boom de venta de lotes y construcción de viviendas. Y no fallaron: hoy se estima que hay más de 8.000 casas en plena edificación en distinto grado de avance.

“Nuestra mayor demanda de terrenos viene por parte de constructores y usuarios finales, principalmente. Suelen ser personas de entre 35 y 60 años que buscan vivir, o tener una casa de fin de semana, en un entorno rodeado de naturaleza”, dijo un desarrollador de Zona Norte.


“El 70% de la demanda la empujan las familias jóvenes que buscan un cambio de vida. Habitualmente vienen de Capital Federal, ya que hoy es posible convertir el valor de un departamento por el de una casa en Escobar, con la ventaja de contar con espacios verdes e incluso de poder construir hasta un ambiente más del que tenían en Buenos Aires”.


Una particularidad por estos días es que la gente prioriza lotes cerca del agua y no pueden faltar una piscina y amplia parrilla si compran una vivienda ya edificada para habitar.

Así lo confirmó Julieta Monge Molina, jefa de ventas de Puertos: “La demanda es muy activa, en general son familias con hijos pequeños o parejas que buscan vivir en contacto con el verde y el agua, disfrutan del deporte y tener los servicios e infraestructura de una ciudad en cercanía. Muchos comienzan eligiendo un lote interno que por ticket es más económico, pero tenemos la misma demanda en los grandes lotes que tienen frente sobre los espejos de agua”.

Las parcelas internas en la urbanización ubicada en Escobar parten desde USD 94.600 y las que dan al agua desde USD 187.800; las dimensiones van entre 620 y 1.555 metros cuadrados.


La edificación en movimiento

En Puertos hay casi 800 obras en curso en este momento. Hay mucho ritmo de edificación. Monge Molina, detalló que “el 85% de las obras en nuestro desarrollo son construcciones tradicionales con ladrillo. Cada casa terminada es calificada de acuerdo con criterios de sustentabilidad, y al incorporar diseño, tecnología y materiales sustentables los propietarios acceden a diferentes bonificaciones de lo abonado en concepto de visado de planos y derechos de construcción”.


El ritmo de construcción está en alza en la provincia de Buenos Aires y en los barrios privados en niveles históricos.


“La construcción es un resguardo de valor y aunque parezca mentira los valores históricos están bajos. Eso despierta interés para unidades terminadas y el suburbano es muy requerido más allá de la coyuntura y la falta de crédito”, concluyó.


NOTICIAS